Un recurso detallado de información de apuestas

Y España pasó

Muchos quizás hemos pecado de dar menos importancia de la merecida al partido contra Croacia; si España gana se clasifica como primera, si empata como segunda y si empatan a un gol se clasifica Croacia y fuera Italia. En la mayoría de las charlas que ocurren antes de un partido, estas no tenían nada que ver con la posibilidad de perder el partido.

España empezó bien pero no conseguía pasar una defensa croata que actuó perfectamente durante todo el partido. Torres estuvo desaparecido durante todo el tiempo y el cambio por Navas no favoreció el juego de España (nos quedamos sin el 9). La situación se empezaba a complicar para la Roja que veía que el gol no llegaba, y que Casillas tenía que empezar a trabajar más de lo que hubiésemos querido cualquiera de nosotros.

El árbitro tampoco estuvo acertado (menos mal) porque aunque debió haber sido más duro con los croatas, también es verdad que nos perdonó dos penaltis que hubiese mandado la selección para España.

La entrada de Cesc consiguió mejorar el juego pero el miedo se podía ver reflejado en la cara de los aficionados españoles, mientras la afición croata estaba ilusionada porque veía posible que su selección ganara.

Al final, España venció en el marcador pero no es un reflejo real de lo ocurrido en el campo. Un partido mucho mejor planteado por los croatas y una victoria española gracias a la calidad de los jugadores; destacando Iker que evitó un gol muy claro. Esperemos que el próximo partido veamos un equipo distinto en el campo de juego.