Un recurso detallado de información de apuestas

Arsene Wenger eliminado de la Champions y culpa a los árbitros

Arsene Wenger eliminado de la Champions y culpa a los arbitros-2Hay actitudes que pueden comprenderse de parte de un jugador, pero no pueden ser aceptadas cuando vienen de un entrenador.

Cuando es momento de aceptar la responsabilidad de un fracaso o una derrota, la hinchada y la prensa valoran mucho las declaraciones de aquel que dirige al equipo, ya sea en el triunfo en las caídas.

Cuando un entrenador asume la responsabilidad durante una victoria, es tan válido como asumirla al caer ante un equipo superior.

Pero en este caso parece que Arsene Wenger ha olvidado los códigos éticos que debe respetar como dirigente de un equipo de la talla del Arsenal.

Finalmente, este equipo ha tenido que decirle adiós a la Champions League, lamentablemente en un encuentro donde han caído derrotados de manera aplastante.

Una derrota demoledora

Ha sido una despedida muy humillante y poco merecida para un club que ha venido dando la batalla en cada encuentro.

La frustración posterior a un partido como este podría haber influenciado al técnico francés a proporcionar declaraciones tan delicadas como las que emitió durante el desarrollo de la conferencia de prensa luego de culminar el partido.

Según el criterio de Wenger, el arbitraje del griego encargado de monitorear el partido fue escandaloso. En un encuentro que se desarrolló en el Emirates, el técnico del arsenal consideró que el árbitro fue el principal factor que perjudicó el desempeño de su equipo durante este encuentro.

Todos los presentes en la sala de prensa tenían la expectativa de que el técnico asumiría la responsabilidad de la derrota ante una eliminación inolvidable para la historia del Arsenal.

El equipo ha sido expulsado de la Champions después de que un marcador 1-5 al caer frente al Bayern de Múnich. Arsene Wenger no encontró otro objetivo a quien culpar de los resultados que obtuvo el club más que a Taris Sidiropoulos, el árbitro griego encargado de sentenciar algunas medidas durante el encuentro, con las que Wenger no estuvo de acuerdo en lo absoluto.

Malas decisiones del colegiado

Las palabras específicas de Wenger fueron que “el árbitro mató el partido”, la molestia y el enojo fueron evidentes durante el desarrollo de la conferencia de prensa, donde Wenger citó algunas situaciones que, para él, fueron totalmente ilógicas y absurdas. Estas dirigieron al partido hacia un precipicio en el cual irremediablemente caería el Arsenal.

Un penalti a favor del Bayern fue una de las situaciones criticadas por Wenger, así como la expulsión del jugador Laurent Koscielny. Para Wenger, esta jugada no ameritaba la sentencia de un penalti mientras que Lewandowski si estaba fuera de juego.

El asistente y el árbitro han tomado unas medidas que de ninguna forma han sido aprobadas por el experimentado entrenador, que no suele hacer este tipo de ataques contra el colegiado.

Fue una derrota humillante para el Arsenal, pero desde la perspectiva de Arsene Wenger, considera que sus jugadores tuvieron un buen desempeño. Su molestia no es con los jugadores, sino con el árbitro.

La conferencia concluyó sin que Wenger asumiera la responsabilidad, atribuyó los resultados del partido a la mala suerte por las decisiones tomadas por el árbitro Sidiropoulos.

Su futuro en el Arsenal no está garantizado, es posible que sea su último partido en la Champions League frente al arsenal. Luego de esta derrota, el francés pudo haber perdido un importante apoyo por parte de la hinchada del equipo.