Un recurso detallado de información de apuestas

Portugal es el nuevo campeón de Europa

Todo estaba listo en Saint-Denis para recibir a los dos equipos que definirían el campeón de esta Euro 2016, Francia, en las ultimas 2 finales jugadas, salió victorioso estando de local, mientras que la última vez que Portugal en el 2004 pierde frente a Grecia. Vimos un jugador que lo merecía estar en esta final más allá de su actuación en esta edición de la Euro, por su memorable carrera. Por otra parte, teníamos a Francia, un equipo de alto rendimiento, quizás uno de los más estables de este torneo, equipo que no desaprovechó la menor oportunidad de distracción de su rival para imponerse, esto es algo que puede afirmar Alemania.

Cristiano abandona el campo lesionado

Portugal inicio con la posesión del balón, se presentaron importantes oportunidades de gol para ambos equipos, quizás la primera oportunidad más clara a escasos minutos de haberse iniciado el encuentro fue la de Nani, quien consigue controlar un pase largo, pero al disparar no pudo dirigir con efectividad a la portería, pasando por encima del travesaño. La actitud de Francia parecía mucho más enfocada en el partido, mientras que Portugal solo parecía esperar que Cristiano Ronaldo hiciera de su magia y los colocara adelante en el marcador. La tensión se adueñó del campo cuando el portugués se lesiona en el minuto 16’, y aunque pudo regresar al campo, tuvo que ser sustituido por Quaresma, minutos más tarde.

La participación de Griezmann y Giroud quienes le dieron a Francia una posición bastante cómoda durante todo el partido, con claras situaciones que fueron neutralizadas por el guardameta portugués. Sissoko fue otra de las figuras de la selección francesa que tuvo una actuación memorable, realmente tuvo una actuación muy integrada con la selección y mantuvo el ritmo de juego en su máximo nivel durante todo el desarrollo de la primera mitad. Se acercaba el cierre del primer tiempo, dejando como consecuencias, una selección de Portugal sin su figura, una tarjeta amarilla para Cedric y un marcador 0-0 que tenía que definirse en la segunda mitad.

Segundo tiempo lleno de acción

El segundo tiempo estuvo lleno de mucha emoción, el ritmo del partido se creció y las ocasiones de riesgo para ambas oncena fueron más frecuentes. Giroud tuvo la oportunidad más clara del partido cuando un centro va a dar directamente a la ubicación del francés, quien peina el balón, pero no logra convertir en gol. Un disparo de Nani puso a los franceses a temblar, pero la actuación de Lloris fue memorable, rechaza el disparo y Quaresma remata de chilena, disparo que va a dar a las manos del guardameta francés. En el alargue un disparo de Gignac pega contra el travesaño y se salvan los portugueses una vez más, el pitazo final suena y el partido se va a prorroga.

Este periodo fue muy accidentado, las faltas se hicieron presentes y la asignación de tarjetas amarillas definía y evidenciaba la presión que existían en ambas selecciones por convertir el tanto definitivo que les evitase llegar a los tiros de penal. El primer gol llego de la mano de Eder, quien coloca a Portugal como posible campeón, un disparo verdaderamente admirable que ya le daba la posibilidad a la hinchada portuguesa de celebrar la victoria. Finalmente concluye el partido y Portugal celebra su primera copa continental, dejando a los anfitriones desolados en el campo.