Un recurso detallado de información de apuestas

Piqué de nuevo al paredón por atacar a los árbitros

Pique de nuevo al paredon por atacar a los arbitrosLas declaraciones de Gerard Piqué sobre el arbitraje llevado a cabo en el Mamés y el Madrigal tuvieron consecuencias negativas finalmente. La constante crítica del jugador hacia diversos tópicos lo han convertido en uno de los elementos más peligrosos del FC Barcelona, ya que no puede mantenerse callado ni indiferente ante alguna situación que lo molesta o lo incomoda.

En esta oportunidad los afectados no se han quedado callados y han entablado una denuncia contra el jugador, es así como el Comité de Competición ha abierto dos expedientes en contra el defensa del Barça.

Estos dos expedientes que se suman a la larga historia de momentos incómodos que ha atravesado el jugador, gracias a sus comentarios, tendrán un periodo aproximado de un mes hasta que se confirme su ejecución.

Se abre doble expediente

La razón por la cual se le han abierto dos expedientes al jugador es por haberse referido al arbitraje de dos partidos diferentes, por lo que cada uno corresponde a uno de los partidos mencionados. Antes de entrar detalladamente a las declaraciones del español y las reacciones que ha generado en algunos representantes importantes del deporte, basta solo con resumir su juicio acerca de los arbitrajes como un jugar a la ruleta.

En los partidos disputados contra el Villarreal y el Bilbao, Piqué finalizó realmente inconforme con los resultados del arbitraje, atacando fuertemente a los responsables del mismo, menospreciando su trabajo y señalando que lo realizaban de manera aleatoria. Posteriormente retomó sus declaraciones para acotar que los árbitros simplemente actuaban de forma tal que les daban la razón absoluta a sus afirmaciones con sus acciones.

Posiblemente Piqué pensaría que esto solo sería un titular en la prensa nada más, pero sus comentarios hicieron fuerte eco en el colectivo arbitral quienes, representados por Francisco Rubio, Juez de la Copa del Rey, abren los expedientes en contra del jugador. La sanción disciplinaria contra el jugador se establecerá al concluir un periodo de un mes después de establecerse la denuncia.

Una de las consecuencias puede finalizar en el pago de una multa de un máximo de €3.000, esto se debe a que son dos expedientes los que se han abierto en contra del jugador, por lo que cada una de las multas tendría un valor de €1.500. No es la primera vez que este jugador afronta una denuncia de este tipo, ya que podemos recordar como aquel expediente abierto por Velasco Carballo fue finalmente archivado y olvidado finalmente.

Asumir por el equipo

El jugador conoce claramente cuáles son las consecuencias de este tipo de comportamiento, por lo que descartamos una posible sorpresa ante semejante alboroto que se ha desatado después de sus comentarios.

Su personalidad está caracteriza por ser un jugador que difícilmente toma previsiones a la hora de realizar algún comentario o crítica, seguir los parámetros no precisamente algo que resalte en la manera de comportarse del jugador.

Esta apelación estará bajo la responsabilidad de un abogado de la RFEF, Francisco Rubio, un abogado de la Liga, Lucas Osorio, y Pablo Mayor, quien ha sido asignado por el mutuo acuerdo de las dos organizaciones anteriores. Este pasado miércoles el Comité de Competición se ha reunido para determinar si las denuncias son consistentes y si realmente serán llevadas a revisión.

Piqué se ha convertido en una especie de vocero de Barça que asume las consecuencias de declaraciones que realmente afectan al equipo, si el arbitraje está siendo injusto con el equipo, es algo que definitivamente no va a callar el español.