Un recurso detallado de información de apuestas

La decepción del aficionado

Hoy en día el dinero mueve todo y cuando se ven casos de corrupción como el ocurrido en Italia muchas personas piensan seriamente hacia dónde se está dirigiendo este deporte. Hay muchas personas que hacen sus apuestas de fútbol por darle un poco más de emoción al partido o un pequeño incentivo.

A todos nos alegra ganar una apuesta deportiva, ya no es tan sólo por el beneficio económico, también es por la alegría que te da el haber apostado bien. El problema sale cuando ves casos como estos, en los que da igual el equipo que haya ganado porque el partido estaba decidido antes del primer pitido.

La afición de los equipos no merecen este trato. Quizá en algunos casos piensen que al menos es su equipo el que ha ganado tal competición, aunque sea una victoria dudosa pero también se puede dar el caso contrario y que pierda tu equipo porque unas cuantas personas lo habían planeado de esa manera.

El fútbol es un deporte del pueblo y para el pueblo por lo que debe seguir así, si los partidos se deciden en los despachos no cabe duda de que se está engañando a los que han hecho al fútbol el deporte rey.

Al Calcio le va a costar recuperarse de estos ataques ya que su imagen ha quedado muy dañada, pero dónde queda el aficionado que cree que su equipo se destroza intentando ganar, y luego se entera de que se dejo marcar dos goles porque así varios jugadores ganaban miles de euros.

Quizá el Calcio nos queda muy lejos, imaginemos que esto ocurre en un partido de la Liga Española y uno de nuestros ídolos futbolísticos se ha dejado marcar o falló un gol porque le interesaba económicamente. La credibilidad que el aficionado tiene en su equipo se quebrantaría de una forma notoria y eso, que estamos acostumbrados a escuchar que los jugadores son mercenarios pero intentamos no creerlo.

Tagged with: