Un recurso detallado de información de apuestas

Grecia, fútbol, escándalos y crisis económica

Los ciudadanos griegos están viviendo uno de los momentos más duro de los últimos años y es que la crisis en la que está sumergida el país heleno ha hecho mella en la sociedad.

El fútbol griego tampoco está pesando por su mejor época, los acontecimientos que se suceden tanto en los campos de fútbol como fuera de ellos hace que muchos deportistas se estén pensando si merece la pena seguir en el país.

Cierto es que el fútbol griego ya ha estado tocado en otras situaciones por escándalos deportivos, pero lo ocurrido en el partido entre el Olympiacos y Panathinaikos hizo que lo que era un partido interesante se convirtiese en un infierno; el árbitro anula un gol al Panathinaikos y a pocos minutos del final da por valido un gol bastante polémico del Olympiacos. Esto hecho convirtió el campo de fútbol en un campo de batalla.

Jugadores intentando huir de los aficionados, golpes e insultos y una imagen aterradora de lo que ocurría era lo que se exportaba al resto del mundo. Tal fue la tensión que en la sala de prensa el jugador francés Djibril Cissé  comentó que abandonaba el equipo a final de temporada y dejaba el país porque ya estaba cansado de estos acontecimientos.

Por desgracia, esto se repite demasiadas veces y es que el llamado “Infierno griego” tan temido por los equipos extranjeros ha pasado a convertirse en un infierno que ha acabado devorando a los mismos griegos.

Por desgracia, muchos jugadores extranjeros están marchándose del país ya que no están dispuestos a seguir viviendo en un ambiente tan caldeado. Entrenadores, jugadores y árbitros han comentado que este es el último año que siguen en Grecia.

Este problema afectará gravemente a la calidad del fútbol griego y lo único que traerá será más problemas a los equipos nacionales que ya se encuentran en una situación muy delicada.

 

Tagged with: