Un recurso detallado de información de apuestas

El Estado Islámico Cambia las Reglas del Juego

islam futbolSe presenta una nueva y ridícula prohibición propiciada por los extremistas religiosos del Estado Islámico, una vez más manchando con su fanatismo el deporte. Esta vez la víctima es el deporte Rey, el balompié, pues el grupo radical ha prohibido que haya árbitros en los partidos disputados en la ciudad siria de Al Mayadín en la provincia de Deir al Zur.

La absurda privativa vendría justificada según el grupo terrorista debido a que los árbitros no se rigen por la ley del islam, sino por las normas de la FIFA, máxima instancia en cuestiones de fútbol a nivel histórico y mundial; señalaría la ONG del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La medida también se intentó establecer en otros países, como España, pero al no ser un país islámico, fue desestimado.

Los extremistas religiosos han justificado esta prohibición basándose en que los referís y sus decisiones no se rigen en las enseñanzas ni ordenanzas de Alá, debido a que la deidad establece que si alguien te causa una lesión, es tu obligación moral castigar a aquél que te la causó y que en lugar de esto, los árbitros se conforman con advertencias y en casos más graves, expulsión del terreno de juego.

No hay marcha atrás

La prohibición se haría efectiva inmediatamente y sin derecho a réplica, pues ya el comité de seguridad del Al Hesba en Al Mayadín, han realizado comunicaciones oficiales a todos los dueños de campos de fútbol, instituciones y equipos acerca de la prohibición al arbitraje de partidos en toda la región, so pena de asumir “consecuencias graves” a todo aquel que se rehúse a acatar la ordenanza del grupo terrorista.

Asimismo, esta no sería la primera vez que los extremistas religiosos exhortaran a las máximas instancias del juego al no arbitraje de sus encuentros deportivos, específicamente en la práctica del fútbol, pues esta es una inquietud que desde hace varios años rondaba Siria, en aras de buscar “evitar infringir la ley de Alá y la tradición del profeta Mahoma”, según declararon extraoficialmente los voceros del Estado Islámico.

Además, esta ordenanza extremista, retrógrada e injustificada llega en un momento estratégico para su dictaminación, pues en tan solo un par de días se dará inicio a la liga doméstica de equipos de fútbol de los barrios más grandes y populares de la ciudad de Al Mayadín y los suburbios que la rodean, como es ya una costumbre en territorio de Deir al Zur.

Mundo al revés

En este sentido y en un tono más insólito para esta nota, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha contactado a una cantidad importante de jugadores de fútbol de la región que afirmaron sentirse extremadamente agradecidos y afortunados, ya que el grupo yihadista no ha prohibido definitivamente la práctica del deporte en la región, sino simplemente decidió prohibir el arbitraje de los mismos, lo que evitará que se corte la proliferación de la popularidad del deporte en esta ciudad, algo que preocupaba mucho a los jugadores.

Esta preocupación, sin embargo, estaría bien fundamentada, pues aparentemente en la ciudad de Mosul (principal localidad tomada por el Estado Islámico en Irak); la práctica de este deporte está castigada con no menos de ochenta latigazos y demás barbaries, fomentando una vez más el terror en los ciudadanos de bien que nada tienen que ver con el grupo terrorista.

Estas medidas vendrían a raíz de una resolución de los yihadistas, que juraron reinterpretar las normativas de todas las prácticas que se lleven a cabo en sus territorios en función de la ley del Islam para propiciar que todo lo que suceda, suceda basándose en las ordenanzas de Alá, por lo que no deberíamos extrañarnos si estas insólitas prohibiciones llegan a otras prácticas deportivas de territorio sirio.