Un recurso detallado de información de apuestas

Brasil- Venezuela un empate a cero

Brasil ha desilusionado en su estreno y es que se esperaba mucho más de esta selección llena de estrellas mundiales.

Si en un primer momento parecía que iba a ser un paseo por parte de la canarinha y la selección venezolana iba a ser un simple espectador que iba a aguantar el chaparrón, todo fue al traste en la segunda parte del partido.

El problema es que cuando los jugadores se ven tan superiores y se dedican a adornar y no a ejecutar las jugadas al final el otro equipo ve que algo falla y empieza a subirse a las barbas del rival.

Eso ocurrió con la “Vinotinto” que salió al campo de juego en la segunda parte con un espíritu distinto. La selección se dio cuenta de que podía hacer algo y que su rival estaba flojeando demasiado. Dicho y hecho, la “Vinotinto” salió arriba y los brasileños se quedaron parados al ver que el juego que les ofrecían los venezolanos no era el que ellos estaban esperando. La oveja se convirtió en lobo y esto les desconcertó por completo.

El partido acabó con 0-0 y quizá sea lo más justo ya que ninguno de los dos había hecho demasiado para ganar el partido.
Eso sí, una cosa es el marcador y otra lo que cada afición se lleva para su casa.

Una victoria para los venezolanos que salían contentos diciendo que terminar a cero con Brasil era haber ganado un punto que se daba casi por perdido, y una derrota para los brasileños que esperaban ganar este partido sin tener que sufrir mucho.

Tagged with: