Un recurso detallado de información de apuestas

Batalla campal en San Mamés

Cuando el rio suena es que agua lleva y eso es lo que ocurrió en el partido de fútbol entre el Athletic de Bilbao y el Anderlecht. Desde la mañana los hinchas del equipo foráneo habían protagonizado varios altercados y lo mismo ocurrió durante el partido.
La finalización del partido fue el momento en el que estallo la guerra, en ese momento los jugadores de ambos equipos estaban ya en su vestuario mientras que el campo fue invadido por unos 300 aficionados del equipo del Anderlecht provocando a los aficionados del Athletic que respondieron a la provocación y así empezó la batalla.
Desde el momento que comenzó la pelea ocurrieron escenas vergonzosas y familias intentando escapar de esa locura corriendo por el campo de fútbol buscando algún sitio para refugiarse.
Al final unos se echan la culpa a los otros e incluso a la policía, esperemos que no se vean más escándalos de este tipo y el fútbol sea una fiesta para todos.