Un recurso detallado de información de apuestas

BARÇA GANA LA FINAL DE LA COPA DEL REY

Con una formación que contó con Kevin Gameiro como delantero respaldado por Vitolo, Banega y Coke, asistió este domingo el Sevilla FC a la cita contra el FC Barcelona en la final de la Copa del Rey y así darle continuidad a la racha de triunfos que ha venido disfrutando en sus últimos encuentros. Después de haberse proclamado campeones de la Europa League, la selección dirigida por Unai Emery ha experimentado recientemente el sabor de la gloria y no estaba dispuesto a dejar que la azulgrana le arrebatara la oportunidad de alzar su sexta Copa del Rey.

El tridente hizo acto de presencia en el campo para demostrar la supremacía de Barça y la razón del por qué han alzado la Copa del Rey en 27 oportunidades. La oncena de Luis Enrique Martínez ha contado con el tiempo necesario para replantear su juego y conseguir un nuevo título para su record, después de ganar la Liga BBVA recientemente.

La acción comenzó desde el minuto 4’ cuando Gameiro tuvo una clara oportunidad de gol que fue opacada por la defensa azulgrana, claramente el Sevilla se adueñaba de la esférica como si no hubiese un mañana y se proyectaban como los primeros en irse arriba, pero la presencia de Messi ponía en equilibrio un juego que comenzaba a inclinarse a favor del Barça. Suarez en el minuto 7’ tuvo su oportunidad más clara pero no pudo engancharla de forma correcta, enviándola fuera de forma inevitable.

La cobertura de Messi fue impecable, agresiva y decidida, pero la gran cantidad de errores existentes en los primeros 15 minutos de juego dejaban ver la inseguridad y expectativa que había de ambos lados de las gradas. El Sevilla planteo un juego directo mientras que el Barcelona buscaba la posesión del balón.

DOS EXPULSIONES SIMILARES

El Sevilla planteo un juego muy agresivo, una fuerte falta sobre Lionel Messi colocaba en peligro a los de Emery. La constante presión sobre Suarez no le permitió al uruguayo anotar ningún tanto, hasta el punto de tener que abandonar el partido lesionado. Esta violencia en el juego no fue avalada por Del Cerro Grande y genero consecuencias reflejadas en la expulsión de Banega y Mascherano.

Ambos fueron sancionados en situaciones similares, entradas fuertes cuando las probabilidades de gol eran claras, el argentino fue expulsado en el minuto 91’, mientras que Fanega fue expulsado al derribar fuertemente al brasilero Neymar.

GOLES DE ALBA Y NEYMAR DURANTE LA PRORROGA

El primer gol del partido llegaría por cortesía de Jordi Alba en el minuto 96’, ya el Barça había comenzado a plantear un juego totalmente diferente al que había mostrado durante todo el encuentro, una elegante asistencia de Messi fue a dar justo a los pies de alba quien se encargó de marcar el primer tanto. La celebración en el Vicente Calderon no podía contenerse y la hinchada azulgrana daba por campeón a la selección de Luis Enrique.

Neymar estuvo vigilado constantemente pero la furia del brasilero no podría contenerse demasiado tiempo, no fue sino hasta la prorroga que Messi de nuevo logra engranar una jugada que va dirigida a Neymar, anotando el segundo tanto del encuentro, dando la estocada  a final a un Sevilla FC que miraba atónito como se le iba de las manos un partido que habían logrado hilvanar durante los primeros 90 minutos.

Claramente un encuentro que demostró que las probabilidades pueden cambiar drásticamente en cualquier minuto, un juego dominado por el Sevilla FC en el primer tiempo y que fue replanteado por Luis Enrique durante la prórroga, lo que los convirtió en los Campeones de la Copa del Rey por vigésimo octava vez.