Un recurso detallado de información de apuestas

Alemania, nuevo y merecido campeón del mundo

Después de ver el paso a finales de Alemania tras golear a la anfitriona (Brasil), y vista la semifinal entre Holanda y Argentina, la mayoría imaginábamos que el enfrentamiento entre Alemania y Argentina sería un paseo para la selección alemana pero no fue así ni mucho menos.

Argentina empezó con fuerza y su imagen fue muy distinta a la mostrada en la semifinal. Alemania por su parte, fue fiel a su juego durante toda el mundial y demostró ser una selección que no conoce el miedo al rival.

Un partido intenso en el que se alternaban los ataques entre ambas selecciones. Sin embargo, poco a poco Argentina fue pagando sus jugadas rápidas y el cansancio empezó a notarse cuando alcanzaron la prórroga.

De hecho, la prórroga fue dominio de Alemania, Argentina consciente de lo que ocurría solo buscaba echar balones fuera e intentar marcar con un contragolpe. El problema es que no podían contar con Messi que estuvo desaparecido desde el minuto 70 y solo se paseaba por el campo.

Al final, en el minuto 113, Mario Goetze controló un balón con el pecho y lanzó un tiro imparable, un gol que valía su peso en oro. Los últimos minutos del partido fue un ataque desesperado por parte de Argentina buscando un gol que nunca llegó.

El Mundial terminó y dejó paso a la polémica sobre que ambos equipos habían sufrido por culpa del árbitro pero eso ya es una historia demasiado conocida cuando se juegan finales.

Tagged with: